Núria Moncho
Entrevista con la arquitecto y pintora, Natalie
Moss, a raíz de su exposición
«La pintura es una búsqueda,una búsqueda de
algo profundo que nos puede cambiar, crecer o
darnos una respuesta»
Calper Wochenblatt 37/02, 2002

 

Natalie Moss, nacida en Londres, pero afincada en Calpe desde hace dos años, lleva en la sangre el arte de la pintura. Lazos familiares que le unen a este mundo artístico le sobran, ya que su madre, Eliane Moss, es una gran escultora y su abuelo, Paul Goriot, pintor. Pura casualidad o vocacional hacen que sus cuadros sean mucho más que una simple pintura, son una búsqueda de una verdad que en la vida cotidiana no se encuentra. Utiliza un gran colorido en sus pinturas que transmiten al espectador un nuevo mundo lleno de realismo. Además de los trazos tan firmes que dibuja, hacen que el resultado sea una gran obra de arte. Todo ello fruto de su licenciatura en Arquitectura y Bellas Artes.

  • Natalie, ¿cómo te iniciaste en este mundo?

Desde muy pequeña, tal vez influenciada por mi madre que es escultora, ya sentía un gran amor por la pintura. Nada se salvaba de mis manos, pintaba sobre madera, hojas de periódico, mesas, suelo, etc. Cuando crecí decidí formarme y me marché a Escocia a estudiar Arquitectura en la Universidad de Dundee,donde permanecí tres años. Luego me desplacé a la Escuela de Arquitectura de París y allí coordiné mis estudios de arquitectura con los de Bellas Artes. Y en 1992 obtuve mi licenciatura en las dos carreras.

  • ¿Durante esos años expusiste tus obras en alguna Galería de Arte?

Sí, la verdad es que hice muchas exposiciones individuales y colectivas en París, Inglaterra hasta en Argentina donde allí cambió mi vida.

  • ¿Qué sucedió en Argentina?

Me fui de vacaciones a Buenos Aires y allí conocí al mejor arquitecto de la ciudad, Clorindo Testa. El me propuso que trabajara en su despacho y me quedé durante 5 años aproximadamente. Durante ese largo tiempo que viví en Buenos Aires hice muchas exposiciones y gané la «Mención Bienal de Arquitectura» conjuntamente con su arquitecto asociado, Eduardo Bompadre.

  • Y, ¿cómo una londinense llega a Calpe?

Muy curioso, resulta que el abuelo de mi marido es nacido aquí, y mi marido siempre venía a veranear. Lo hablamos y decidimos venirnos e instalarnos en Calpe. Además, en Argentina no podía montarme mi propio despacho y cuando me vine aquí me lo monté, de esto hace dos años. Entonces, actualmente se dedica a la Arquitectura Sí, me apasiona este mundo, ya que es muy creativo. Puedo diseñar nuevas casas, edificios, reformas de alguna vivienda, etc. Pero en mi tiempo libre siempre encuentro un momento para pintar, es como una vía de escape que la necesito, y me siento feliz de realizar una nueva obra. Núria Moncho Entrevista con la arquitecto y pintora, Natalie Moss, a raíz de su exposición «La pintura es una búsqueda,una búsqueda de algo profundo que nos puede cambiar, crecer o darnos una respuesta» Calper Wochenblatt 37/02, 2002

  • ¿Qué temática utiliza en sus cuadros?

No tengo ninguna temática fijada. Yo me pongo ante el panel en blanco, coloreo el color de fondo y empiezo a dibujar lo que sale de mí interior. Es una acción impulsiva, que en ese momento la desarrollo y empiezo a trazar. Intento en mis pinturas buscar el infinito, es como una búsqueda de algo profundo que nos puede cambiar el rumbo de la vida o dar respuesta a tantas incógnitas. Además, el pintar me da una paz interior que no puedo vivir sin ella.

  • Y ¿cuánto tiempo le lleva pintar una obra?

Depende de que se trate, pero al ser muy impulsiva cuando me pongo a pintar uno, no lo puedo dejar hasta que no lo finalice. Descanso un pocoy lo vuelvo a retomar, porque no me gusta retocar la pintura. El tiempo transcurre entre unos días o varias semanas. En cuanto a la gama de colores

  • ¿qué colores emplea?

Utilizo colores primarios y de ahí voy sacando el resto mezclándolos. Empleo colores cálidos como, el rojo, amarillo, naranja, azules, etc. Porque dan vida y alegría a mis obras. Nunca podría utilizar colores oscuros, porque dan mucha tristeza.

  • De tanta cuadros que posee, ¿hay alguno que tenga un especial cariño para usted?

El «Beginning of the end» es mi favorito. Su significado consiste en el fin del mundo y el nacimiento de una nueva era. Aparece la figura de Jesús, nuevas casas, etc.

  • Ante una exposición, ¿cómo lo vive?

Me pongo muy nerviosa, al ver que todos mis cuadros están a la vista del espectador, y observo como reaccionarán ante ellos. Pero luego va pasándome, cuando recibo las felicitaciones positivas de la gente. Y más triste todavía es cuando me desprendo de uno de ellos, aunque se que va a pasar en alguna exposición, me entristece mucho.

  • ¿Qué es para usted pintar?

La pintura para mi es una búsqueda de algo profundo que nos puede cambiar, crecer o darnos una respuesta. Una respuesta silenciosa, que se siente en un instante de felicidad, al igual que los trazos de las líneas que me ayudan a sentir más y me lleva a seguir mi búsqueda hacia el infinito. Es como una búsqueda de una verdad personal, y los colores empleados también dicen mucho del interior de una persona. Algún proyecto de futuro Seguir con la misma línea que tengo, trabajando en paralelo entre la pintura y la arquitectura. Ahora bien, uno de mis sueños que quisiera hacer ante de morirme es diseñar una Iglesia. ¿Qué mensaje transmitiría desde aquí al público que vaya a visitar sus pinturas? Hay que ir con la mente abierta y captar el mensaje del cuadro en cuestión, y dejarse envolver por la alegría y paz que transmiten los cuadros.